El mundo al revés

sábado, diciembre 31, 2005

El Roscón

Ha vuelto a pasar. Como siempre, con precisión milimétrica y certero ojo. Ha sido meter el cuchillo en el rosco y aplastar el no regalo. He aquí mi suerte al revés que sistemáticamente me concede el privilegio de “pagar” el roscón. Ni uno se ha salvado. ¿Sera un aviso para que me mantenga lejos de los cuchillos?

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home