El mundo al revés

sábado, junio 18, 2005

Aquí cabemos todos pero cada uno en su sitio

“No tenemos nada en contra de los homosexuales, aquí cabemos todos pero cada uno en su sitio” Decia la madre de “familia” ante las preguntas de la reportera de Telemadrid, Aguirre Television S.A. “Venimos a defender los derechos de la familia” Dos grandes frases que se me antojan, porque soy antojadizo y me muevo por extraños impulsos, cuanto menos paradójicas. Eso de que cabemos todos pero cada uno en su sitio es una buena y sutil manera de decir algo asi como que la existencia de homosexuales no me preocupa siempre y cuando no se me acerquen a menos de 200 metros. O por ejemplo si, dejemoles vivir pero marquemosles con una estrella de cinco puntas en sus ropas. Cada uno en su sitio como dios manda. Todos estos grandes eslóganes que nuestros aguerridos y valientes manifestantes han memorizado convenientemente con bonitas palabras y armoniosas melodías no son más que eso, un eslogan. Aun no he encontrado un defensor de la “familia”, si son como la mafia, que me cuente un par de argumentos conceptualmente bien conformados y con suficiente fondo como para que yo aunque solo fuese un minuto lograra ponerme en su sitio y sentir empatia. Es todo puro capricho fruto del desconocimiento, ignorancia y miedo manipulado. Mi familia no va a perder ningún derecho porque homosexuales tengan reconocidos ante la ley y el estado todos los beneficios sociales que conlleva la unidad familiar. “Estamos aquí para que todos los niños tengan un papa y una mama” Algo que es por supuesto materialmente imposible por todas las circunstancias de la vida.

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home