El mundo al revés

jueves, abril 07, 2005

Hasta las pelotas

He decidido romper mi silencio por la muerte del Papa. Si porque yo también decidí guardar silencio por su muerte. Con otros motivos por supuesto. Mediático es la palabra que mas se ha oído desde el viernes en la tele. Parece tener propiedades mágicas. Si tu le pones a cualquier cosa el adjetivo “mediático” toma automáticamente connotaciones positivas. O eso dicen en la tele ya que lo que mas se dice para alagar al difunto anciano es, que era un Papa mediático. Aun no he visto a ninguno de estos impresentables pronunciarse acerca críticamente acerca de estos veintidemasaidos años de regencia. Que si era amigo de los niños. Que si le gustaban los judíos. Que si pidió perdón por los pecados, mentira por cierto textualmente solo “por los pecados de los hijos de la iglesia”. Que si estaba en contra de la guerra... Palabrería. Al fin y al cabo era lo suyo, la palabrería ya que como nos ha quedado claro y todos coinciden en ello era un hombre mediático. Actor de teatro, de ahí esa afición a teatrealizar toda aparición. Hoy por hoy la iglesia no ha cambiado en nada y sigue sin adaptarse a los tiempos con los que convive. Hace unos días a propósito de su agonía, o supuesta agonía ya que hay quien apunta que murió el viernes, en Escolar se publico el articulo de un teólogo que dejo de serlo al hablar en alto. En el articulo se muestra lo que tendría que haber hecho y no hizo. Pues bien, 26 años después la cosa no ha cambiado nada. Con un nazi para proteger la fe, Ratzinger, y bien digo proteger porque al fin y al cabo la fe es solo eso, si se la somete a critico estudio cae por si sola. Con una mujer dentro de la iglesia que continua con un estatus medieval. Sin unir de nuevo las diferentes iglesias, solo para hacer una misa. Y radicalmente en contra de tomar medidas utiles a problemas tan crueles y actuales como son el sida en los países pobres, oponiéndose bajo pena de excomunión al uso del preservativo. Este ha sido vuestro Papa, un hombre “mediático” que ha dicho mucho para mejorar el mundo pero nada para lograrlo. Alguien con quien hacerse fotos y que viaja mucho. Mediáticamente un conquistador, humanamente bajo mi pobre juicio, culpable de demasiadas cosas, por acción o por omisión. Y rezar, vosotros que tenéis costumbre, en que no sea Ratzinger o Rouco Varela el nuevo elegido para dirigir vuestra iglesia. Porque eso seguro que no lo permitiría un dios misericordioso y compasivo.

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home