El mundo al revés

lunes, diciembre 27, 2004

Inerte

Se le debió de quedar la cara a T punto B punto presidente de la SGAE cuando un tribunal de Sevilla ha determinado que debe ser esta (la zorra de la SGAE) la que proceda con la carga acusatoria en todo proceso que pretenda abrir por infringir la propiedad intelectual y no el acusado quien deba probar su inocencia. Cervera lo cuenta muy bonito en su blog de "El mundo". “Que es el objetivo del ejercicio: amedrentar. ¿Qué persona o institución se contendría de abusar de semejante poder? No discutamos ya si la SGAE debería poder cobrar el mismo producto varias veces... “ Efectivamente, todos hemos oído en alguna ocasión que las leyes además del efecto sancionador y regulador que “pretenden” existiera un efecto de prevención. Ya que como bien sabréis y si no podéis tomar apuntes, el desconocimiento de la ley no exime de su cumplimiento (riete tu...) Pero nadie en el mundo ha dicho nunca que para que eso se lleve a termino además había que habilitar un bonito despacho lleno de músicos fracasados que viven de las rentas y apariciones en televisión dedicandose a ir denunciando sin pruebas a los ciudadanos como ya hiciera Torquemada. Lo cierto es que INERTE tenia ya la cara T punto B punto ya que en el caso contrario no imagino como ha tenido la valía de aparecer en tantos sitios y diciendo tantas tonterías. Estos son la orquestilla de los valedores que integran la SGAE. Porque vamos a ser justos. No carguemos con toda la responsabilidad a su presidente, o a su vicepresidente Ramoncin el reparte botines, o al listo que les redacto la sección faq de su entrañable web. Vamos a culpar de todo esto a quienes representan. Los artistas. Porque es con su consentimiento ( a veces para comer hay que consentir muchas cosas) y sobre todo con su colaboración en conocidas campañas y shows televisivos quienes dan alas y sustentan a la SGAE. Cuando aparecen en la televisión diciendo que con la piratería se acaba la cultura en verdad mis niños lo que pretenden decir es que con la piratería se acaba el negocios de sus dueños. Que aun tienen muchas fiestas que pagarse gracias a ese cd de quince canciones del que solo escuchas 3 y no puedes copiar porque el perro de A punto S punto a pesar de querer mucho a sus fans (o a su dinero en su defecto) le ha metido una protección anticopia chapucera. Todo esto nos lleva a una conclusión no obvia para el ojo novato en estos menesteres, pero del mas aplastante sentido común para todo aquel que tenga amor propio y un poco de dignidad. NO COMPRES OBRAS ORIGINALES O QUE TENGAN COPYRIGHT. Y que se jodan...

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home