El mundo al revés

miércoles, julio 28, 2004

Vuelve Pinochet, vuelve!

El abuelo cebolleta es el único apodo no insultante pero no por ello incierto que se me ocurre ponerle. Resulta que ahora las cuentas multimillonarias del buen hombre se llenaron por las donaciones de los empresarios chilenos. No es nada nuevo, todos sabemos que son donaciones, pero lo que no sabemos es en concepto de que. Se puede donar para salvar un orfanato (aunque este tio no salvaría ni a su madre de morir horriblemente si le llevase la contraria) o se puede donar en concepto de ayudame a conseguir este contrato gubernamental. También habría que incluir en el apartado donaciones todas aquellas realizadas por los rojos y comunistas a los que expropiaron amablemente y en un cuarto oscuro les indicaron como hacerlas. Porque claro todo el mundo sabe que cuando eres el salvador de un país de la amenaza comunista es normal que te hagan regalos a todas horas del día. Vamos faltaría mas. Yo tengo un regalo para el... Una bonita caja de cuchillas BIC de doble filo, no para afeitarse esa cara de perro que tiene, sino para que se las sirva en el bol de los cereales al desayunar y le arreglen el cuerpo por dentro, que de algo hay que morirse y siendo tan hijo de puta no hay mejor manera que hacerlo sufriendo. Pero pensándolo mejor, dejemos que lo juzguen y lo criminalicen como ya hiciera el con pobres niños y gente común , que se convierta en la vergüenza nacional por orden de un juez y llore en sus últimos días de senectud rodeado de sus hijos, los hijos de un asesino cobarde.

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home